cooperacion0

Mesa 2 Cohesión Social, cooperación internacional y sociedad civil

Secretaría de Relaciones Exteriores

Opinión sobre la participación de la sociedad civil en la promoción de la cohesión social en un marco de cooperación internacional, considerando los siguientes puntos:

¿Cómo entender la cohesión social en el contexto internacional de hoy?

Cohesión social como el reconocimiento de la dignidad de todos los seres humanos, la existencia de un proyecto compartido de país construido democráticamente bajo la premisa del funcionamiento de un estado de derecho, fundamentado en el cumplimiento del Estado nación de sus obligaciones en materia de Derechos Humanos (promover. respetar, proteger y garantizar), como determinantes de un sentido de pertenencia de todos los integrantes de esa sociedad. Es decir, la existencia de un Estado con la capacidad “para traducir las aspiraciones de las y los ciudadanos en políticas públicas que se hagan cargo de sus derechos y de sus sueños y esperanzas por un futuro armonioso, pacífico y prospero” (Maureen Clarke Clarke, Presidenta de la Comisión Interamericana de Mujeres)

Me parece un concepto promovido a escala internacional mediante la cooperación internacional solamente por los países europeos que tienen una experiencia de estados sociales donde aún operan los conceptos de comunidad solidaria, derechos colectivos, responsabilidad compartida, justicia distributiva y han logrado una armonización entre derechos políticos y civiles, esencialmente individuales, y derechos sociales, esencialmente colectivos, bajo lo que todavía queda en algunos de ellos, como estados de bienestar. Ello a pesar del embate del pensamiento y las políticas ortodoxas de los últimos 30 años y que tienen una presencia fuerte actualmente en el Gobierno de la Comunidad.

El asunto es si el concepto a nivel internacional tiene alguna posibilidad de funcionar frente a la dominancia de un capitalismo financiero salvaje, la preeminencia del individualismo, la competencia y la productividad como conceptos principales de la filosofía propagada por los medios de comunicación, los partidos y gobiernos neoliberales y las grandes empresas transnacionales. Ello junto a una desestructuración y debilitamiento de los Estados nacionales implementado por las prescripciones de los organismos financieros internacionales como el Banco Mundial y el Fondo Monetario Internacional, así como por el llamado Consenso de Washington.

La existencia de cohesión social demanda de Estados Nacionales fuertes y con recursos, un cuerpo de leyes y normas que respondan a los intereses de la ciudadanía y no de los grupos de interés político y económico, políticas realmente públicas y no gubernamentales, poderes judiciales incorruptibles y eficientes que impartan justicia de manera imparcial y cercana a las personas y una ciudadanía que conozca y se reconozca como titulares de derechos y pueda exigirlos y hacerlos justiciables.

¿De qué manera contribuye la sociedad civil a la cohesión social?

  1. Promoviendo el conocimiento de la ciudadanía sobre sus derechos humanos. Educación en derechos humanos
  2. Promoviendo el reconocimiento de los DESCA como derechos humanos y la necesidad de que las políticas de gobierno incorporen el enfoque de derechos humanos en su desarrollo desde su diseño.
  3. Incidiendo particularmente en que la política social incorpore un enfoque de derechos y limite los modelos asistenciales a las poblaciones vulnerabilizadas.
  4. Reconociendo la existencia de grupos poblacionales y territoriales con necesidades e intereses diversos y defendiendo e impulsando modelos de democracia participativa de manera que permita la construcción de un proyecto de país compartido que incorpore los consensos y deje espacio para los disensos.
  5. Postulando la incorporación de la diversidad, la igualdad de derechos y la eliminación de la discriminación
  6. Impulsando cambios legislativos para lograr la justiciabilidad de los derechos humanos
  7. Promoviendo el cambio de programas, políticas y reglas de operación para incorporar el enfoque de DDHH.
  8. Capacitando a servidores públicos para que reconozcan su calidad de titulares de obligaciones en materia de DDHH.
  9. Promoviendo una reforma del Estado y el rescate del Estado de manos de representantes de grupos de interés para que sea un estado más empático con los intereses ciudadanos.

¿Cuáles son los alcances y/o los límites de la incidencia de la sociedad civil en este tema en el marco de la cooperación internacional?

Las agendas de la cooperación internacional no son ajenas y están condicionadas por las prioridades e intereses de los países que participan. Es decir, la agenda de cada país y los países que serán receptores de la cooperación es determinada por las agencias de cooperación del país cooperante, a veces en diálogo con las agencias de cooperación de los países que serán receptores, agencias que con frecuencia son gubernamentales y en donde la sociedad civil tiene poca participación.

De este modo la agenda de cooperación está cargada frecuentemente de visiones, conceptos y prioridades definidas y vigentes en los países cooperantes pero que poco o nada tiene que ver con las visiones, los conceptos y prioridades de los países receptores- Hay una especie de imposición de agendas y las OSC de los países receptores quedan sujetas y subordinas a las prioridades impuestas.

Me parece que esto ocurrió con el tema de cohesión social. Este no era un concepto que se estuviera discutiendo en los ámbitos nacionales y regionales de política económica y política social y de alguna manera repentina por ahí de finales de la primera década del siglo XXI CEPAL saca un texto en la materia y la Secretaría de la Cumbre Iberoamericana empieza a introducir en la reflexión con actores no estatales y con los estados el tema de cohesión social.

Entiendo que en el contexto europeo los temas de creciente exclusión de ciertos grupos y personas de sus sistemas de bienestar social destacadamente poblaciones jóvenes y los migrantes, pusieron en el centro de su debate el asunto de la cohesión social. Seguramente había una preocupación sobre el posible desquebrajamiento de sus sociedades bastante igualitarias y homogéneas.

La pregunta es si en países bastante desiguales, heterogéneos y diversos, con experiencias endebles de democracia y de ciudadanías débiles el tema de la cohesión social constituía o constituye una preocupación real. En el sentido europeo occidental en América Latina con excepción tal vez de Costa Rica, Argentina y Uruguay que llegaron a tener los regímenes de bienestar social más consolidados en la región, ha predominado una desconsideración de los derechos humanos en los ejercicios de gobierno o en los partidos políticos (con algunas excepciones temporales), una subordinación de amplios sectores de la población a las élites económicas, políticas y sociales, la instrumentación de programas asistenciales hacia las poblaciones pobres con miras a su regulación más que a la superación de la desigualdad o a su empoderamiento como ciudadanos y una imposición por vía de los medios de comunicación de las visiones estadounidenses de éxito y progreso individual.

La estatalidad en la región se encuentra bastante vulnerada. México en particular que ha estado ajeno a los procesos de cambio del resto de América Latina tiene una estatalidad debilitada y profundamente corrupta. En algunos países nunca se desarrolló como es el caso de varios países centroamericanos y en otros fue intencionalmente debilitada y capturada por los grupos de interés empresariales, políticos, delincuenciales, extranjeros, entre otros.

México en particular que ha estado ajeno a los procesos de cambio del resto de América Latina tiene una estatalidad debilitada y profundamente corrupta. El Estado está tomado por camarillas o tribus de los partidos políticos que no son democráticos y limitan el acceso de los ciudadanos a sus filas, se apropian de los recursos públicos en beneficio privado mediante la ocupación de los puestos en las instituciones, el abuso de los recursos financieros y la colusión con grupos de interés económico, extranjeros y delincuenciales.

Me parece que en la agenda de la cooperación internacional los déficits en materia democrática, en la ausencia de estados competentes y solidarios, en desigualdad y justicia, en cultura de la legalidad hacen que la cohesión social se convierte en un objetivo a ser alcanzado, pero que para llegar a él se requiere de reformas estructurales que difícilmente pueden ser lidereadas por la sociedad civil que es comparativamente pequeña y débil con respecto a la envergadura de la tarea y el tamaño de los intereses creados.